Tratamiento Alcoholismo, Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias, alcoholicos en Sevilla, Andalucía Tratamiento Alcoholismo, Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias, alcoholicos en Sevilla, Andalucía
Tratamiento Alcoholismo, Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias, alcoholicos en Sevilla, Andalucía Tratamiento Alcoholismo, Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias, alcoholicos en Sevilla, Andalucía Tratamiento Alcoholismo, Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias, alcoholicos en Sevilla, Andalucía Tratamiento Alcoholismo, Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias, alcoholicos en Sevilla, Andalucía Tratamiento Alcoholismo, Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias, alcoholicos en Sevilla, Andalucía Tratamiento Alcoholismo, Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias, alcoholicos en Sevilla, Andalucía Tratamiento Alcoholismo, Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias, alcoholicos en Sevilla, Andalucía


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Centro de investigación y tratamiento del alcoholismo y drogodependencias.

Tratamiento Alcoholismo

 

El Alcoholismo consiste en un consumo excesivo de alcohol de forma prolongada con dependencia del mismo.

Es una enfermedad crónica producida por el consumo incontrolado de bebidas alcoholicas, lo cual interfiere en la salud física, mental, social y/o familiar así como en las responsabilidades laborales.

El Alcoholismo es un tipo de drogodependencia.
Hay dos tipos de dependencia en esta adicción: la física y la psicológica. La dependencia física se revela por sí misma, cuando se interrumpe la ingesta de alcohol, con síntomas muy claros como la tolerancia, cada vez mayor, al alcohol y enfermedades asociadas a su consumo.

El efecto directo del alcohol en el sistema nervioso son la depresión, como resultado de la disminución de la actividad, la ansiedad, tensión e inhibiciones. Incluso un pequeño nivel de alcohol dentro del cuerpo enlentece las reacciones. La concentración y el juicio empiezan a empeorar. En cantidades excesivas, el alcohol produce una intoxicación y envenenamiento.

El alcohol también afecta a otros sistemas corporales. Puede aparecer una irritación del tracto gastrointestinal con erosiones en las paredes del estómago debidas a las náuseas y vómitos. Las vitaminas no se absorben bien, y esto ocasiona deficiencias nutricionales en los alcohólicos de larga evolución. También ocasiona problemas en el hígado (cirrosis hepática).

El sistema cardiovascular se ve afectado por cardiopatías. También puede aparecer una alteración sexual causando una disfunción en la erección del pene en el hombre y una desaparición de la menstruación en la mujer. El consumo de alcohol durante el embarazo puede causar problemas en el desarrollo del feto, produciendo el llamado síndrome fetal del alcohol.

El desarrollo de la dependencia del alcohol puede ocurrir entre los 5 y 25 años siguiendo una progresión. Primero se desarrolla la tolerancia alcohol. Esto ocurre en personas que son capaces de consumir una gran cantidad de alcohol antes de que se noten los efectos adversos.

Después de la tolerancia aparecerán los lapsus de memoria. Más tarde aparece la falta del control de beber, y la persona afectada no puede permanecer sin beber, lo necesita para desarrollar su vida diaria.

El problema más serio de los bebedores son las complicaciones físicas y mentales. Algunas personas son capaces de conseguir un control sobre su dependencia en las fases tempranas antes de la total pérdida del control.

¿Qué daños causa el alcohol en el organismo?
El alcoholismo a largo plazo causa daños al hígado, al sistema nervioso incluyendo el cerebro, puede causar hipertensión arterial y daños al corazón, problemas digestivos como úlceras, problemas de los órganos y las funciones sexuales, senilidad prematura y cáncer. El abuso del alcohol también puede llevar a la violencia, accidentes (más de la mitad de todos los accidentes se relacionan con el consumo de alcohol), segregación social y dificultades en el trabajo y en el hogar.

COMPLICACIONES:

  • Pancreatitis aguda y crónica.
  • Cardiomiopatía alcohólica.
  • Neuropatía alcohólica.
  • Varices esofágicas sangrantes.
  • Degeneración cerebral.
  • Cirrosis hepática.
  • Complicaciones de la abstinencia alcohólica.
  • Depresión.
  • Disfunción en las erecciones.
  • Síndrome fetal alcohólico en los hijos de mujeres alcohólicas.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Incremento en la incidencia del Cáncer.
  • Insomnio.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Suicidio.
  • Síndrome de Wernicke-Korsakoff.

No consuma alcohol cuando esté bajo tratamiento con medicamentos. Muchos de ellos provocan reacciones adversas al combinarse con el alcohol.